Sep 152021
 

Es un gran momento para estar en el sector automotriz. De eso están seguros tres ejecutivos y referentes del rubro que compartieron un panel sobre el futuro de la industria en el evento “Movilidad: los desafíos de una era autónoma y sustentable”, organizado por LA NACION. Sus experiencias son pruebas de que la mente emprendedora ha vuelto a uno de los sectores protagonistas en la revolución tecnológica que se está atravesando.

Manuel Mantilla es presidente y CEO de Mercedes Benz Argentina desde mayo de 2019. Tiene más de 20 años de experiencia en el sector. Para él, la industria automotriz del futuro es integrada, con reducción de emisiones y reciclaje. “Hoy, se encara el negocio de manera circular. Desde el momento del desarrollo de un producto, se piensa cómo será reciclado. El 85% de los componentes pueden reutilizarse. Por ejemplo, la batería. Aunque su potencia desciende, se reutiliza en otros procesos productivos”, contó.

Manuel Mantilla, presidente y CEO de Mercedes-Benz Argentina, definió el futuro de la movilidad como

Por su parte, Gonzalo Ibarzábal apuesta a la innovación en la industria automotriz. Con 15 años de experiencia en empresas multinacionales, hoy es presidente de Nissan Argentina. En la compañía, todos los procesos pensados para los próximos años se aceleraron durante la pandemia, tanto en las oficinas, como en la producción y su relación con los clientes.

Andrés Leonard, CEO de Scania Argentina, lleva más de 20 años de experiencia en el sector y apunta a un futuro limpio. “El 14% de las emisiones vienen del transporte. Estamos trabajando en el desarrollo de productos electrificados y que funcionen con combustibles alternativos y renovables. También ponemos el foco en cómo se hacen las cosas en fábricas y concesionarios. Hoy, el 100% de las plantas y los 26 concesionarios funcionan con energía renovable”, comentó en el panel.

Avianca está a punto de levantar el concurso y quedar en condiciones de volver a volar

Los tres líderes de la industria coinciden en tres factores fundamentales para el futuro del transporte: la electrificación, la reducción de emisiones y la integración con el medio ambiente, así como también en la apuesta al desarrollo de vehículos autónomos.

“Lo que estamos viendo es que el foco del desarrollo de productos es escalonado hacia tecnología 100% limpia. No solo el camión o el bus, sino también en la producción de energía y del vehículo. Por ejemplo, tenemos la posibilidad de generar biogas que, si funcionase al 100%, generaría cero emisiones. En esa transición a la electrificación se van a ir atendiendo realidades con distintos combustibles”, explicó Leonard.

Andrés Leonard, CEO de Scania Argentina, comentó que la compañía apunta a reducir las emisiones de carbono.

La industria automotriz está avanzando en tecnologías innovadoras a pasos agigantados. Para algunos resultan casi futuristas. Mantilla comentó durante el panel que Mercedes-Benz presentó en Alemania un nuevo concepto de control del automóvil a través de la mente. Con sensores neuronales, el conductor podría cambiar la radio o prender el aire acondicionado.

Sin embargo, los panelistas coincidieron en la necesidad de contar con cierta previsibilidad en el negocio, para poder realizar las inversiones necesarias para llevar adelante procesos de modernización y descubrimiento. Nissan invirtió US$700 millones de dólares en las plantas argentinas con la vista puestas en el mercado de pickups en la región. “Antes el segmento era el 8% o 10% de las ventas. Ahora es el 20%. Decidimos invertir en una visión de largo plazo, a 5 o 10 años. Necesitamos previsibilidad y estamos enfocados en la exportación, principalmente a Brasil, con la Frontier”, dijo Ibarzábal.

Gonzalo Ibarzábal, presidente de Nissan Argentina

La venta al exterior es de alta relevancia para las compañías instaladas en la Argentina. Mercedes-Benz exporta desde González Catán, en La Matanza, a Brasil y Estados Unidos. Desde su planta de Tucumán, que cumple 45 años en 2021, también vende al país vecino y a Europa, un mercado aspiracional.

La presencia de Mercedes-Benz está consolidada y nos permite proyectar. El país juega un rol fundamental, como equipo local debemos prepararnos y apuntar a la transformación acompañando a la casa matriz. El futuro es claro: vehículos eléctricos. El país los recibirá cuando la infraestructura este en condiciones para tenerlos. Estarán listos en 2023. Para 2025, todas las líneas de producto serán eléctricas”, adelantó Mantilla.

La Justicia le ordenó a la Anses no demorar más las nuevas jubilaciones

“Scania apunta a productos descarbonizados, con emisión cero y transporte de carga y pasajeros con soluciones sin [insumos] fósiles. En 2030 deberían ser la mitad eléctricos y, para 2050, no habrán productos sin algún combustible renovable. Hoy ya hay 500.000 productos conectados a la red. También nos ayudan las revisiones programadas y preventivas para aumentar la vida del vehículo. El futuro es sustentable, limpio e inteligente”, cerró Leonard.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.