Sep 232021
 

La Justicia lo había declarado en rebeldía en diciembre de 2018 después de haber sido condenado a cuatro años y medio de cárcel al ser encontrado culpable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores. También era buscado en una causa por estafas reiteradas. Estuvo dos años y casi diez meses prófugo, fuera de radar, hasta que sus perseguidores descubrieron que estaba en la zona oeste. Primero fueron a la escuela donde tenía que votar en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), pero el sospechoso no se presentó. Ayer, Pablo Veliz fue detenido en cercanías de una peluquería de Ituzaingó donde trabajaba.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. Veliz, de 42 años, fue detenido por detectives de la División Capturas y Búsqueda de Prófugos de la Policía de la Ciudad. La rebeldía del ahora capturado había sido declarada por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 5 de Morón, a cargo del juicio por el abuso sexual y corrupción de menores.

También había sido declarado en rebeldía en febrero de 2019 por el TOC porteño N° 27, donde se tramitaba un juicio por estafas reiteradas en el que fueron condenados dos supuestos cómplices de Veliz.

Este año, el sospechoso, tras un pedido de colaboración de la fiscalía que debe intervenir en el debate donde será juzgado Veliz por estafas, tomó intervención la Secretaría de Búsqueda y Capturas (Sebusca), dependiente de la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja (Ufecri), oficina que tiene como objetivo encontrar a delincuentes prófugos de la Justicia.

“El prófugo tenía declarados domicilios en la zona oeste del conurbano bonaerense. El 12 de este mes, detectives policiales lo fueron a buscar a la escuela de Ituzaingó donde debía votar, pero no se presentó. Los investigadores, con tareas de campo, determinaron que trabajaba en una peluquería de ese distrito y hoy (por ayer), en horas del mediodía, lo detuvieron en cercanías del local”, explicaron fuentes judiciales a LA NACION.

La Ufecri está a cargo del fiscal José María Campagnoli. Bajo su órbita está la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE), dedicada a identificar a los sospechosos que figuraban en las causas como NN y a fines del año pasado, por decisión del procurador general interino, Eduardo Casal, se dispuso que también colabore en la búsqueda de fugitivos.

El fiscal Campagnoli y su equipo de trabajo se suman a la búsqueda de prófugos

La decisión de Casal, según se desprende de la resolución 88/20 de la Procuración General de la Nación (PGN), se tomó después de un pedido hecho por Campagnoli, quien además de la Ufecri conduce la fiscalía descentralizada de Núñez-Saavedra.

“Desde que comenzó con su tarea, la Sebusca, a cargo de Juan Pablo Bello, puso a más de 40 prófugos a disposición de la Justicia”, afirmaron fuentes judiciales.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.