Sep 232021
 

Por un inexplicable retraso en el tratamiento parlamentario de la ley que autoriza la salida de tropas fuera del país, la Armada Argentina debió cancelar la participación de dos buques en el ejercicio internacional Unitas LXII, que se desarrollará a fines de este mes en las aguas del Perú con embarcaciones de toda la región.

El destructor ARA Sarandí y el patrullero oceánico ARA Bouchard permanecen alistados desde hace diez días en Ushuaia, pero debieron cambiar su hoja de ruta. Esperaban recibir la orden de zarpada del ministro de Defensa, Jorge Taiana, para seguir viaje al puerto peruano de de El Callao, pero ello no fue posible porque la Cámara de Diputados nunca trató la autorización para la salida de tropas al exterior.

Primera reunión de gabinete: el madrugón de Manzur y la protesta de feministas que alteró los planes de comunicación

La imposibilidad de que los buques puedan salir del país, a raíz del retraso legislativo, fue confirmada a LA NACION por la Armada y por fuentes legislativas. También el Ministerio de Defensa atribuyó la situación a que la Cámara de Diputados no trató la autorización para la salida de tropas.

El proyecto para autorizar el ingreso de tropas extranjeras y la salida de efectivos de las Fuerzas Armadas al exterior, que debe renovarse cada año, fue aprobado en julio en el Senado por unanimidad, pero nunca llegó a ser tratado en Diputados. La iniciativa había sido enviada al Congreso en abril, durante la gestión ministerial de Agustín Rossi y ahora se encuentra trabada en la Cámara baja.

Acto del nuevo Ministro de Defensa Jorge Taiana en la Base Aérea de Morón

La iniciativa ya reducía la presencia de militares argentinos en las operaciones multinacionales, ya que se planificaba la participación en 11 ejercicios bilaterales para el período 2021/2022 , de los cuales siete eran para la Armada, cuatro para la Fuerza Aérea y ninguno para el Ejército.

“La Cámara no se reúne y las comisiones tampoco. No hay protocolo de funcionamiento por lo que no se pueden hacer reuniones resolutivas. El oficialismo cerró la Cámara y eso hace que haya un montón de temas parados. Uno de ellos es la autorización de entrada y salida de tropas”, explicó el presidente de la Comisión de Defensa, Carlos Alberto Fernández (UCR-Buenos Aires), ante una consulta de LA NACION.

La cita naval

El ejercicio combinado Unitas reúne a embarcaciones de las Armadas de Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay, entre otros, para actividades de adiestramiento en el mar. Realizado por primera vez en 1960, la Argentina participó en casi todas sus ediciones. Esta vez tenía previsto hacerlo con el destructor ARA Sarandí y el patrullero oceánico ARA Bouchard, adquirido recientemente a Francia.

El destructor ARA Sarandí llegó hace diez días a Ushuaia y no puede seguir viaje rumbo al puerto de El Callao, en Perú

Los buques de otros países ya llegaron o navegan rumbo al puerto de El Callao, dado que este año se decidió realizar el ejercicio combinado en Perú, en homenaje al bicentenario de la Independencia.

Hace unos días el sitio especializado Zona Militar reveló que la orden de zarpada que debía dictar el Ministerio de Defensa se encontraba demorada ante el retraso legislativo.

Al no completarse el trámite en el Congreso, es de esperar que los efectivos de las Fuerzas Armadas no puedan participar de ningún otro ejercicio de adiestramiento en el exterior.

Mario Ishii y un polémico desafío a la prensa: “Un día el pueblo se va a levantar contra los medios, no puede ser tanto veneno”

La restricción no alcanza a la Fragata Libertad, que es un buque escuela, dedicado a la formación de los guardiamarinas. Al margen de ello, a fines de agosto la Fragata vivió una situación incómoda en Chile, ya que la tripulación no pudo descender en al puerto de Valparaíso por las medidas preventivas del Covid-19. Eso impidió que realizaran en tierra un homenaje a San Martín, junto a autoridades chilenas.

Los dos buques de la Armada que permanecen en Ushuaia realizaron en los últimos días maniobras de entrenamiento con unidades de la Flota de Mar, a la espera de la orden de zarpada que nunca llegó.

El ARA Sarandí desarrolló tareas de control de tránsito marítimo y acciones de exploración con un helicóptero Fennec, embarcado en la unidad.

Por otra parte, la tripulación del patrullero oceánico ARA Bouchard realizó mar adentro un homenaje a los tripulantes del submarino ARA San Juan cuando pasaron por el ligar del hundimiento, cerca del golfo San Jorge, en los límites de la plataforma continental.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.