Sep 282021
 

“No soy de aquí ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir”, canta Nora mirando a cámara con acento francés. Detrás, su hermano Isaac arremete con la trompeta y su padre Nicolas acompaña con la guitarra. Más allá, el mar azul francés. Nora tiene 10 años e Isaac 13 y su tierna y despojada versión del tema de Facundo Cabral es uno de los tantos videos que publicaron desde 2019 (con picos de más de 90.000.000 de vistas) y que convirtieron a esta pareja de niños franceses en uno de los fenómenos virales de los últimos años, coronado ahora con la edición de su primer álbum, Latin & Love Studies.

Bizarrap, Vicentico, Zoe Gotusso y más: conocé a los artistas argentinos nominados a los Grammy Latinos

 Nora, de 10 años, e Isaac, de 13, interpretan canciones de músicos latinoamericanos en su canal de YouTube

El repertorio latinoamericano rescatado por Isaac & Nora incluye autores clásicos poco transitados por las nuevas generaciones (especialmente en Europa, por supuesto) como Violeta Parra, Julio Jaramillo, Luis Demetrio, María Teresa y Agustín Lara, pero que poco a poco vienen actualizando con interpretaciones de temas de Natalia Lafourcade o Manu Chao, y colaboraciones con el dúo Fetén Fetén (quienes pertenecen al sello Madame Vodevil, el mismo que firmó a Isaac y Nora, y que están componiendo canciones originales especialmente para ellos, que publicarán en 2022).

“Escuchamos y tocamos música de todo el mundo. Estamos muy interesados en la música tradicional en general, pero la música latina siempre nos acompañará”, dicen estas pequeñas estrellas que si bien no hablan español (cantan por fonética) ya sueñan con una gira latinoamericana para el año próximo y apuestan a concretar colaboraciones locales con Kevin Johansen y Vicentico.

Palo Pandolfo: un homenaje cantado en el CCK

Los niños heredaron la pasión por la música de su padre Nicolas, que nació en Corea del Sur y fue adoptado a los 4 años por una pareja de franceses. Isaac empezó a tocar la trompeta a los 7 años, en medio de las reuniones que su padre hacía con sus amigos y que indefectiblemente terminaban con largas zapadas. La pequeña Nora, con 4 años, también quería sumarse a la fiesta y lo hacía a través de su dulce voz, cantando ante la sorpresa de la íntima audiencia.

“Somos padres normales y ellos son niños normales que cuando llegan del colegio tienen ganas de jugar con las pantallas. Solo hemos querido que la música sea algo que disfruten y hagan de forma lúdica”, se excusa este músico amateur cuando sus seguidores lo alaban por la forma en que les transmitió el placer por la música a sus hijos.

Isaac y Nora dicen que la música latina los hace viajar y la asocian instintivamente con la diversión, la fiesta y el baile. Pero claro, los niños no viven solo de rumba y salsa, sino que también son fans de BTS y Blackpink.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.