Sep 292021
 

Casi como un terremoto, hay ciertos estrenos seriéfilos que agarran a todos por sorpresa. Conocido como ‘hype’ este fenómeno fan se potenció con las redes sociales y su último foco de interés gira alrededor de “El juego del calamar”. Alejado de las clásicas producciones norteamericanas, esta serie llega desde Corea del Sur y vuelve a demostrar el potencial creativo del país. Si ya la viste o si todavía no te animaste a darle play, acá algunas curiosidades de su detrás de escena.

Foto: Youngkyu Park

Está inspirado en la infancia del creador

Aunque está claro que lo que vemos en “El juego del calamar” está lejos de la realidad, el creador y director de la serie, Hwang Dong-hyuk, contó que para crear la serie inspiró en un juego que él jugaba cuando era chico junto a sus amigos durante el recreo en el colegio o en las calles del barrio.

“Esta es una historia sobre personas que solían jugar a este juego cuando eran niños y volvieron a jugarlo cuando eran adultos. Sentí que este podría ser el juego infantil más simbólico que podría representar el tipo de sociedad en la que vivimos hoy” – Hwang Dong-hyuk

El proyecto llevó más de 10 años

Hwang Dong-hyuk escribió el primer borrador de “El juego del calamar” en 2008: “Estaba leyendo muchos cómics y terminé el guion en 2009. En ese momento, parecía muy desconocido y violento. Hubo personas que pensaron que era demasiado complejo y no comercial. No pude conseguir suficiente inversión y el casting fue difícil. Me metí en él durante aproximadamente un año, pero tuve que ponerlo en pausa en ese momento“.

Foto: Youngkyu Park

“Hubo personas que pensaron que era demasiado complejo y no comercial. No pude conseguir suficiente inversión y el casting fue difícil” – Hwang Dong-hyuk

Es un juego de supervivencia con muchas particularidades

La esencia de los juegos de supervivencia es el nivel de entretenimiento que se ve a través de ellos y ver cómo los participantes luchan por ganar estos juegos”, contó Hwang Dong-hyuk y agregó: “En cuanto a los factores diferenciadores, diría que la simplicidad de las reglas. No se gasta mucho tiempo ni energía en comprender las reglas; es muy simple. En lugar del juego en sí, El juego del calamar se centra en cómo actúan y cómo responden a lo que les sucede. Por lo general, miramos a los ganadores en los juegos de supervivencia, pero acá miramos a los perdedores. Sin perdedores, no hay ganadores“.

La serie está repleta de simbolismos

Mientras que toda la serie es una alegoría destinada a representar la competitiva sociedad contemporánea, cada uno de los detalles de la producción tienen un por qué. Por ejemplo, mientras que los participantes visten ropa deportiva verde (inspirada en el clásico uniforme de gimnasia de las escuelas coreanas), los soldados lucen prendas de color rosa intenso (valor que se encuentra en el opuesto al verde en la rueda de colores. Y de esta manera -ya desde los colores- posiciona a estos dos equipos como antagonistas.

Las máscaras de los soldados están inspiradas en las colonias de hormigas

Con funciones y deberes claramente delineados, desde el exterior, los roles parecen difíciles de distinguir. Hwang Dong-hyuk tomó esta misma idea al momento de diseñar los uniformes de los soldados: aunque todos usan la misma ropa, las formas dibujadas en las máscaras son diferentes. El círculo representa a los trabajadores, el triángulo representa a los soldados y el cuadrado representa a los gerentes.

Foto: Youngkyu Park

Viste bien: existe un homenaje a M. C. Escher

Aunque era imposible no conectar con aquellas escaleras eternas de M. C. Escher con al serie, la confirmación llegó rápido. El propio director reveló que se inspiró la litografía del artista holandés M.C. Escher. Con un total de siete escaleras dispuestas súper compleja y fascinante, es muy similar al diseño de escaleras y pasillos en forma de laberinto en la serie.

Realmente son 456 personas al principio del juego

Hwang Dong-hyuk buscó casi no usar efectos especiales y, tanto en los grupos grandes de personas como en la escenografía, prefirió trabajar con elementos reales. Tan así que en la primera parte del juego son realmente 456 actores extras, lo que le permitió lograr ese realismo que buscaba.

Podría convertirse en el máximo éxito de Netflix

Aunque al gigante del streaming no le gusta mucho compartir sus números de audiencias y, cuando lo hace, son muy generales y difíciles de dimensionar, “El juego del calamar” va por el camino de convertirse en uno de sus éxitos más importantes. Un título que, hasta ahora, mantiene “Bridgerton” de Shonda Rhimes.

Ted Sarandos, jefe de contenido de Netflix, contó en una conferencia de prensa que el drama de supervivencia coreano, ‘El juego del calamar’, tiene una gran posibilidad de convertirse en el programa de Netflix más grande de todos los tiempos, y actualmente se ubica como el programa número uno en todo el mundo en el servicio. “No lo vimos venir, en términos de su popularidad global” – Ted Sarandos

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.