Oct 012021
 

Hace 16 años, comenzó una lenta pero imparable revolución de tambores. La Bomba de Tiempo, un grupo de percusión, sin nada más que parches, metales y plásticos, con manos golpeándolos, y pura tracción de brazo, le devolvieron a Buenos Aires (y luego a toda la Argentina y Latinoamérica) ese espíritu ancestral que solo da el ritmo.

Así como el cuerpo es ritmo que bombea sangre y genera vida, La Bomba… se transformó en el corazón de los inicios de la semana para darle vida a una fiesta y a sus invitados en sus famosos shows de lunes en la Ciudad Cultural Konex. Tras el obligado parate por las restricciones, el grupo volvió a los escenarios y, mantiniendo los protocolos vigentes, la gente puede disfrutar nuevamente de sus conciertos.

 
 
 

 

View this post on Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida de La Bomba de Tiempo (@labombadetiempo)



DiarioShow.com habló con dos de sus integrantes, Mario Gusso y Luciano Larocca, sobre este renacimiento, y especialmente cómo formaron esta revolución del tambor. “Estamos arrancando, el ciclo de los lunes se había parado en marzo, nos metimos adentro, y ahora asomando la cabeza de vuelta”, comienza diciendo Luciano.

Y Mario suma: “Todas las áreas de la cultura están explotando porque se siente la necesidad de la gente de volver a interactuar en esos ámbitos. La gente está ávida y nosotros venimos haciendo un par de sábados y ahora arrancamos los lunes y ya vamos agotando rápido las entradas, están con necesidad de salir”.

 

La Bomba de Tiempo, una revolución del tambor.
La Bomba de Tiempo, una revolución del tambor.

Luego, Luciano recuerda que este despertar tiene un punto de conexión con lo que les sucedía cuando iniciaban con los “Lunes Bomba” en el Konex: “Nosotros éramos un grupo de improvisación, los primeros ensayos sonábamos muy mal, porque era muy difícil entenderlas la senias que que proponía el creador Santiago Vázquez. Y siempre fue una sorpresa como el público se apoderó, no solamente en Argentina, en cualquier parte de Latinoamérica, en Europa, en Asia, es que el ritmo realmente tiene esa cosa universal”.

 
 
 

 

View this post on Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida de La Bomba de Tiempo (@labombadetiempo)



Su compañero adiciona: “Hay muchos grupos de percusión también dando vueltas. Pero con este pasó algo particular y son una conjunción de varias cosas que pasaron. Primero, lo ancestral de la percusión, algo primitivo, tribal, que te hace vibrar diferente a cualquier otra cosa. Y hacerlo los lunes, un día que no competíamos con ningún espectáculo, estuvo bien pensado”.

Pero hubo un condimento especial que el grupo propuso y después se transformó en algo mágico: “Se impuso en un horario en que todo el mundo salía del laburo, o de la Facultad, un horario que estaba bueno para poder salir a tomar una cerveza y encontrarse. La Bomba se tornó un lugar de encuentro social, un lugar de tribu, en donde está la música, la percusión, pero principalmente donde te podías juntar con amigos a bailar, a tomar algo, porque la banda está ahí, pero hay algo que pasa abajo, que es otro espectáculo aparte”.

El grupo tenía planeada una gira por Europa en 2020 que se cayó por obvios motivos. “Era el año para triunfar. Pero de verdad. Teníamos la gira Europa y un montón de viajes en puerta, por Brasil, México, esas cosas que pasan, le pasó a todo el mundo, no solo a nosotros“, dice con decepción Mario, aunque tienen fe en que podrán realizarla en el futuro.

Pero del otro lado, Luciano se muestra optimista por algo que ocurrió cuando se presentaron tantos obstáculos: “Estamos en una velocidad que nos esta permitiendo conectar con otro tipo de cosas, antes era una cosa más mainstream de darle para adelante, tocar y tocar. Ahora estamos más austeros y más parada en la humildad de la realidad, y de atesorar ese momento que ves a una persona que se está poniendo muy contenta porque estás tocando”.

La Bomba de Tiempo, un grupo de percusión que genera una gran fiesta. (Gentilza Malu Campello).

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.