Oct 032021
 

Pamela David atiende la llamada de DiarioShow.com muy tranquila, tomando unos mates. Pero luego, como toda una multitasking, sigue hablando sin perder el hilo pero sin parar, mientras va a buscar a su hija Lola al colegio. Muy activa, feliz por su vuelta a la televisión y según asegura con un cambio radical en su vida por lo que atravesó en los últimos años, Pamela charló con este medio sobre sus nuevos objetivos, las tragedias que afectaron su vida al punto de modificar su perspectiva, dio detalles de su familia y cómo hace para mantenerse tan plena en, como ella dice, su“versión 4.3”, a pocos días de haber cumplido años.

El lunes 13 de septiembre a las 20 Pamela David regresó a su segunda casa, América TV, con la conducción de “La Ruleta de tus sueños”, un programa de entretenimientos que es un éxito en el mundo entero y en nuestro país llegó como la nueva producción de Kuarzo. “Al principio, los primeros días de grabación, era muy respetuosa del formato, que es importado y son muy estrictos, nos estaban mirando de Estados Unidos, nos llamaban de España, todo digitado. Ahora digo no, ya está, esto fluye. Es por acá. El camino me encanta, así que ahora feliz de que lo puedan disfrutar”, dice a DiarioShow Pamela, emocionada por su regreso.

Inmediatamente, la conductora cuenta cuál fue el motivo que la llevó a retornar a la pantalla chica, que fue algo más que sus ganas: “Hacer feliz a la gente en momentos difíciles como estos es lo que me terminó de convencer, aunque no sé si es la palabra correcta porque ya tenía ganas de trabajar en televisión. No podés bajarte a mitad de camino porque hay equipos que te acompañan, es todo una movida empezar una idea. Pero sí me sedujo mucho esa posibilidad de que la gente se divierta, es una necesidad en estos momentos”.

Al mismo tiempo, como alguien que está hace mucho tiempo en los medios, analiza cómo se reflejó esa necesidad en la pantalla chica: “El público pide, de alguna manera, otra cosa y más que nunca se hace sentir con el control remoto. Porque el público tomó conciencia. Creo que a todos, y no hablo solo en Argentina, sino a nivel mundial, esta pandemia nos dio un sacudón de entendimiento. De que somos finitos, y de que lo que me quede de vida, voy a hacer lo que quiero. Y empezamos a elegir mejor lo que consumimos, lo que decimos, lo que hacemos, algo que antes no pasaba”.

Tomando como universal algo que también sucedía en su vida, revela: “Vivíamos en un piloto automático, haciendo más de lo mismo, pensando que elegíamos eso y no es casual que haya tantos programas de entretenimiento. No es que a los canales se les ocurre poner sino que es un poco lo que la gente pide. Los programas de entretenimiento existieron siempre, pero creo que nuestro país estaban un poquito olvidados y reemplazados por otros tipos de programas más fuertes, y ahora están full”.

 
 
 

 

View this post on Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida por PAME DAVID (@pamedavid)



Pamela David, madre presente

Junto a su marido Daniel Vila, David decidió pasar la cuarentena en 2020 junto a sus hijos, Felipe, de 14
y Lola, de 9, en Mendoza. En esos tiempos, la familia pudo reconectarse a otros niveles que no habían conseguido antes por las rutinas prepandémicas. Como Pamela se considera una madre muy presente, la vuelta al trabajo también significó un alejamiento en ese sentido.

Se siente la ausencia. La dejo a Lola ocho y media en el colegio y de ahí sigo para Martínez para los estudios y todo el día grabación. Estoy volviendo a mi casa a las 8 de la noche, entonces comemos en familia y compartimos, pero yo siento que ahí hay un reclamo que también es parte de la vida”. “Muchos padres salen a trabajar, es verdad que estuvimos mucho tiempo juntos, todo el 2020 unidos todo el tiempo, 24/7 y todo el 2021 hasta hace poco. Pero también es emocionante, si bien están en el colegio hasta las 5 de la tarde, es poco lo que no me ven hasta que llego. Trato de estar siempre presente”, continúa.

Por ello intenta mantener una rutina con ellos aunque cada vez sus pequeños estén más grandes y la sorprendan: “Yo no puedo no despertarme y levantarnos, poner el despertador esperarlos con el desayuno grande. Felipe me sorprende porque yo voy para ver si se quedó dormido y me dice ‘ya estoy levantado’, no puedo dejar de hinchar. A veces siento que capaz estoy demasiado encima y no sé hasta dónde no se desarrolla, pero ahora se da al revés, porque los dos hijos pueden pensar que soy pesada. Lola hace sus cosas sola, se prepara también, ella es autosuficiente, es parte de la personalidad”.

 
 
 

 

View this post on Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida por PAME DAVID (@pamedavid)



En 2019 Pamela finalizó su programa “Pamela a la tarde” y aunque fue llamativo debido a que ya se había convertido en un clásico en América, todo indicaba que la conductora necesitaba algo nuevo. Ese mismo año, unos meses antes, había fallecido su hermano Franco.

El joven se quitó la vida y provocó un gran dolor en la santiagueña. En aquel momento, la pareja de Franco no sabía que estaba embarazada y varios meses dio a luz a un bebé, sobrino de Pamela que de alguna forma ayudó a curar un poco las heridas por la pérdida. “Siempre que puedo lo cuento. Es importante contarlo. La pérdida, el 31 de marzo del 2019, me hizo tomar conciencia. Obviamente fue algo que yo no esperaba porque soy una persona super optimista. Siempre pienso que todo puede estar mejor, que va a salir todo bien y ahora me doy cuenta de que no, no depende de vos solamente, sino depende de que a veces pasan cosas que son trágicas, terribles, que uno no las elige. Pasan igual”.

Como si todo se hubiese detenido, David entendió que no todo estaba dado, y necesitó algunos cambios. “Estaba feliz en el programa, con mis compañeros increíbles en ‘Pamela a la tarde’ que estaba instalado, le iba bien, estaba vendido. Pero sentí que con el poder que tenía, quería comunicar otra cosa. Con mis vivos, que ya los estaba haciendo en mi cuenta de Instagram antes del boom de los vivos de Instagram en pandemia, pude hacerlo, fue algo más simple pero me parecía más importante”, confiesa.

 
 
 

 

View this post on Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida por PAME DAVID (@pamedavid)



Su ciclo de entrevistas en las redes comenzó a ganar popularidad, y con eso le alcanzaba para estar cerca de la gente: “Eso me hace feliz, yo siento que soy el puente entre grandes profesionales y la gente que lo necesita y por ahí sentí que era el camino, de la espiritualidad y otras cuestiones médicas o psicológicas, porque aparecen grandes médicos y hablamos temas de enfermedades y soy el puente, obviamente, soy la periodista que hace que la gente que se meta en mi Instagram pueda hacer una pregunta a eminencias de distintas disciplinas que tal vez no tendrían jamás la posibilidad de hacerlo. Eso me encanta, lo disfrutaba. La pandemia fue un mal para todos, angustiante, terrible, pero sin saberlo yo pude estar en mi casa acompañando a mis hijos, y sentí que hacía algo importante comunicando. Nadie estaba preparado para lo que pasó, pero dentro del mal, fue bueno para mí en lo personal”.

Cuando tuvo más ganas de trabajar, ya en 2021, con la apertura y más posibilidades, comenzó a trabajar en un canal de Mendoza pero increíblemente, detrás de cámara. “Trabajaba en el Canal 7 desde atrás de escena haciendo cosas, armando programas, siempre en contacto con la televisión, y me dieron ganas de estar en pantalla”.

Así fue como, desintoxicada por completo, ella misma ideó su vuelta. “Llegué a Buenos Aires y empecé a soñar con qué era lo próximo. Apareció esta oportunidad, me acuerdo que pasó lo de Jorge, que nadie se imaginaba que se fue, quedó un hueco en el canal. Empecé a hablar con Daniel y cuando me invitó Mariano Iúdica a Polémica, ya que me saqué el pijama, le mandé un mensaje a Martín Kweller para que nos tomemos un café. Me contó que buscaba un formato, todas las posibilidades que existían y me gustó muchísimo el formato de la ruleta, así que empezamos a darle curso y acá estamos”.

También se mete en la polémica por la salida de Jorge Rial, pero con mucha templanza entiende la situación de una forma distinta: “El mayor cambio se dio cuando Jorge se fue, de una crisis apareció la oportunidad. Me sorprendió lo que pasó con él, pero la salud es lo más importante que tenemos. Él se quería cuidar, no la estaba pasando bien y me parece super válido. La gente de los medios también tiene más conciencia que antes”.

Plenitud

A tan solo unos días de haber cumplido los 43 años, exclama que se siente muy bien y no le pesa para
nada su edad: “Estoy feliz con mi versión 4.3. Estoy entrenando por primera vez en mi vida. Nunca pensé que iba a decir esto. Estoy con un profe tres veces por semana. Estoy feliz. nunca me había pasado. Siempre decían que a las 40 no sé qué, yo a los 40 tuve una crisis como todos, pero ahora no, la verdad que me siento super bien, consciente, plena”.

Y como un consejo para los demás, explica que todo se debe a lo que consumimos: “Estar bien en cuerpo mente y alma es esencial. Cuando sabes lo que consumís, cuando ves televisión, escuchás radio, leés un diario, lo que hay te metés en el cuerpo y te termina llenando con sus porquerías.Esas mochilas siempre terminan pesando mucho, pero aprendés a soltarlas. No voy a negar que las críticas siguen afectando pero no de la misma manera, a veces duele, molesta. Pero tratas de decir ‘esto no me pertenece, esto no soy’”.

Y en oposición, si entiende lo que no es, también tiene que saber quién es. “Soy la suma de cosas de todo lo que viví cuando llegué, cuando trabajé, todo lo que vivía en Santiago y hasta el día de hoy, hago mucho trabajo para que no me afecte lo malo y sí lo bueno, es necesario vivir de esa manera para sanar”.

 
 
 

 

View this post on Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida por PAME DAVID (@pamedavid)



-¿Hay algún secreto para esa plenitud?
-Le doy bola, no soy relajada. Voy a Fernando Felice, que más que mi cirujano plástico, es mi amigo. Y él también lo puede contar. Me pongo cositas para que el pelo esté impecable, entreno tres veces por
semana, le doy bola, porque creo que es importante sentirse bien en todo sentido.

“La ruleta de tus sueños”

Su perfil en la conducción, al menos en la TV argentina, iba en otro sentido. Pamela estuvo al frente de un ciclo de entretenimientos en Uruguay en 2010, pero en la pantalla chica nacional es el primer desafío de estas características para ella. De “La ruleta de tus sueños”, de lunes a viernes a las 20 en America TV, cuenta que “lo que me enamoró es lo que entregás. Les vamos a dar entretenimiento, que puedan estar en familia, en la casa, jugando a través de la pantalla de América, que hace años que no tenía un ciclo así. Es buenísimo volver a tener ese espaciode una hora de otra cosa, de entretenernos. Juguemos, arriesguemos”.

 
 
 

 

View this post on Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida por PAME DAVID (@pamedavid)



Y concluye: “Creo que en este momento es clave, una de las cosas que quería era lograr esto, lo que estamos dando, más allá de que también es genial que los participantes ganan todos, nadie se va con las manos vacías. Se llevan dinero en efectivo, premios increíbles. Y tenemos tribuna, por supuesto con distanciamiento, con protocolo y barbijos, pero le da un clima distinto, pero la gente arenga a sus familiares, a sus conocidos, y se vive algo hermoso por una hora que que te desconecta de todo”.

Pamela David, renovada.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.