Nov 142021
 

Por @LuisVenturaSoy

Tiempos turbulentos para muchas pantallas, para programaciones que antes de contratar estrellas miran los estados de sus monederos; y también para figuras emblemáticas de la televisión que no están hace rato o tienen riesgos de quedarse sin el aire que te brinda un medio tan poderoso como el audiovisual.

Nos preguntamos ¿por qué los pesos pesados de la tele hoy no están, se publica poco de ellos o corren el peligro de no tener un destino inmediato de trabajo efectivo? Por ejemplo, hoy no resulta raro que Mirtha Legrand siga apareciendo en las fotos promocionales del programa de su nieta Juanita Viale del Carril, dejando constancia que su realidad es quedarse en su casa, pero bien lejos del medio que la consagró con más de medio siglo de pantalla.

Es más, cuando pasamos frente a la puerta de El Trece, en la gigantografía de las comidas televisadas de la Reina Madre aparece la diva, pero escoltada por su nieta que sostiene lo que puede y la dejan al aire, en un desafío que le empieza a pesar y se nota.

Pero tampoco está Susana Giménez, que alternando sus residencias entre las dos orillas rioplatenses deja en claro que volver a la exigencia de un programa potente le costará mucho, porque le implicaría un cambio rotundo en su vida particular, en la que aquilata una violenta caída por su escalera esteña y una internación por coronavirus que la tuvo peleando palmo a palmo con la muerte. Las apariciones de la “Diva de los teléfonos” han sido sociales y esporádicas, una entrevista novedosa por encuentro virtual y la presunción que el año que viene  podría retornar a un comentado ciclo de entretemientos y premios, pero sin con- firmación alguna.

Por otra parte, Moria Casán tomó la decisión de entregarse al amor con un histórico caudillo político como es Fernando Galmarini, refugiarse en ese viejo espacio que siempre le brindó el teatro, donde sigue brillando en el escenario y la marquesina de “Brujas”. Pero de televisión sólo se habla de un desafío en la pantalla paraguaya después de sus últimas labores en “Incorrectas” e “Intrusos”.

Mientras tanto, Marcelo Tinelli sigue adelantando grabaciones con su ciclo “La Academia”, que no tuvo de las mejores temporadas con frecuentes cambios de horario y también con un adelantamiento, en lo será su despedida de año que está programada para fines de noviembre, ante el surgimiento de la tercera edición de un “MasterChef” que según la medidora Ibope está llamado a ser el programa más rendidor de la temporada.

No quería que estas ausencias pasaran desapercibidas porque son valederas de estrellas que le han dado mucho a una televisión que, hoy en lo inmediato, no los tiene considerados en estas épocas de pandemias y vacas flacas. No dejemos de estar atentos con relación a estos “grosos” que tanto nos dieron y están muy sensibles. Te lo digo yo.

Por L.V.

La opinión de Luis Ventura.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.