Dic 172021
 

Chris Noth, foto NAFoto NA.

A días del estreno de Just Like That, la continuación de Sex and the City, una dura denuncia recae sobre uno de los protagonistas. Se trata de Chris Noth, quien le dio vida a Mr. Big en la serie, quien fue acusado por dos mujeres por haber abusado sexualmente de ellas en 2004 y 2015. Las víctimas, que no se conocían entre sí, recurrieron a la revista The Hollywood Reporter para dar su testimonio.

 

Zoe -así la bautizó el medio estadounidense para resguardar su identidad, decidió hablar en octubre pasado, motivada por el estreno de los nuevos capítulos de la serie que protagonizada Sarah Jessica Parker, y contó que conoció a Noth a los 22 años, cuando trabajaba en una empresa a la que acudían varios famosos. “El pasaba por mi escritorio y coqueteaba conmigo. Consiguió mi teléfono de trabajo y me dejaba mensajes. Mi jefa me dijo: ‘Mr. Big está dejando mensajes en tu buzón de voz‘“, relató.

 

Además, contó que la violación ocurrió en un edificio de West Hollywood, al que había asistido con una amiga por invitación del actor. A pesar de que se dirigió a un hospital y denunció la agresión, la joven no se animó a dar el nombre de su atacante, que transitaba su momento de mayor popularidad. Incluso, reveló que tras el ataque llamó a su exjefa para contarle lo que había pasado, pero que no lo recordaba. En tanto la mujer cumplió con su promesa de no contar nada.

 

Por otra parte, Lily -también es un nombre ficticio- contó que conoció a Noth a los 25 años, cuando trabajaba como moza, y él tenía 60. El actor la invitó a cenar a un restaurante, pero cuando llegaron el lugar estaba cerrado, entonces él la invitó a su departamento, donde habría tenido lugar la violación. “Estábamos escuchando música y trató de besarme. Lo entretuve pero siguió intentándolo”, recordó.

 

Ante el revuelo que generaron las denuncias públicas, el actor decidió salir a defenderse a través de un comunicado. “Las acusaciones en mi contra hechas por personas que conocí hace años, incluso décadas, son categóricamente falsas. Estas historias podrían haber sido de hace 30 años o de hace 30 días, ‘no’ siempre significa ‘no’, esa es una línea que no crucé. Los encuentros fueron consensuados”, declaró el hombre de 67 años. Y añadió: “No sé con certeza por qué están apareciendo ahora, pero sí sé esto: no agredí a esas mujeres”.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.