https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Abr 132022
 

Gimena Accardi, AGENCIA NAGimena Accardi, AGENCIA NA

Cuando parecía que el verano de 2022 iba a ser uno de los mejores a nivel profesional para Gimena Accardi, una accidente doméstico la obligó a cambiar de planes. A principios de febrero, la actriz se cayó en su casa de Mar del Plata y sufrió una fractura multifragmentaria del extremo proximal del húmero por la que debieron levantar de cartel Una semana nada más, la obra que protagonizaba con su marido, Nico Vázquez, y Benjamín Rojas.

 

En consecuencia, la actriz tuvo que someterse a una compleja cirugía y luego someterse a un tratamiento de rehabilitación y en estos dos meses y medio lejos de los escenarios, se dio cuenta que su vida cambió y quiso compartirlo con sus seguidores. En sus historias de Instagram compartió una captura de un chat en el que comentó: «Ahora lloro todo el tiempo como las personas normales» y señaló que pudo exteriorizar sus sentimientos.

 

«Eu, literalmente, no me pasaba meses y meses sin llorar, no entendía como la gente lloraba todo el tiempo… Nota mental: exponer emociones no te hace débil, te hace fuerte«, reflexionó. Y celebró: «Mi psicólogo debe estar feliz de que yo pueda abrirme y largar mis emociones sin sentirme débil o tonta, mostrarme así es un gran paso para mí«.

 

«La vida me hizo ser muy fuerte pero también me hizo que me armara una coraza dura e impenetrable. Parece que una triple fractura la rompió y no se va a cerrar ni con ocho clavos», concluyó. Cabe recordar que los últimos años no fueron fáciles para el matrimonio de Accardi y Vázquez. Durante la pandemia, la actriz sufrió la muerte de su padre, quien se contagió Covid-19 y pasó varias semanas internado en coma.

 

Luego de semejante golpe anímico, en junio pasado viajaron a Miami, Estados Unidos, para cerrar algunos proyectos laborales y descansar. Sin embargo, fueron sorprendidos por una tragedia. La pareja , fue testigo del derrumbe del edificio ubicado en la zona de Surfside, en el que se estaban hospedando. «Vivimos un momento muy fuerte con Gime. Veníamos de cenar. Estacioné el auto como siempre en la cochera. Escuchamos un ruido muy fuerte y con una diferencia de seis segundos, se movió el ascensor y arrancó una polvareda muy fuerte. No entendíamos qué pasaba», relató el actor en un audio que difundió en los medios.

 

«No sabíamos si era un tornado, un ataque… lo más parecido a lo que es una película y empezamos a correr junto con tres o cuatro personas, todavía no éramos muchos», señaló. Y explico que en ese momento entendió que se había caído parte del estacionamiento: «Había autos hundidos, alarmas sonando. Gime me hace caer en la cuenta de lo que cerca que estuvimos de no contarla».

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.