https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
Jun 012022
 

En la década de los ´80, el nombre Marco Estell provocaba sonrisas y emociones en todos debido al gran éxito que cosechó en el mundo del espectáculo argentino. Considerado parte del grupo de galanes de la época, entre los que estaban, Gabriel Corrado, Arturo Puig, Ricardo Darín Gustavo Bermúdez, el actor se hizo una triunfante carrera. Sin embargo, esa carrera trinunfante terminó en escándalo, muertes y denuncias.

Estell saltó a la fama nacional tras protagonizar éxitos de novela como «Dos para una mentira» y «Es tuya… Juan«. También trabajó en una película en 1982 llamada «¿Somos?«, junto a Jorge Martínez y Olga Zubarry, e integró los elencos de varias obras de teatro, como «La Marquita del Zorro» y «La roña«.

Todo el reconocimiento que acumuló gracias a su incursión en el cine, teatro y televisión se fue apagando ya que su vida privada se caracterizó por haber protagonizado algunos de los momentos más escandalosos de la época.

La primer polémica en la que se vio envuelto fue por el supuesto afffaire que tuvo con la actriz Mariquita Gallegos durante su relación con Graciela Cimer, quien saltó a la fama por su rol como Etelvina en «Jacinta Pichimahuida, la maestra que no se olvida«. También se vio vinculado con la ex modelo Nancy Herrera, última pareja de Alberto Olmedo.

Graciela Cimer y Marco Estell.

Unos años después de comenzar su romance, la actriz se quitó la vida al arrojarse desde el primer piso de la casa de sus papas, ubicada en Avellaneda. Tras el suicidio de la actriz, el papá de Cimer denunció a Estell por maltratarla y golpearla. A raíz de las acusaciones, muchos lo tildaban de «cruel» o «machista».

Años después de la muerte de su pareja, Marco se vio implicado en otra tragedia, la masacre de General Villegas en 1992, episodio en el que tres integrantes de una familia y tres peones fueron asesinados brutalmente. El actor quedó implicado ya que estaba de novio con la única sobreviviente de los homicidios, Claudia Gianoglio, y tras la matanza se convirtieron en los nuevos herederos de los bienes de la familia.

Sin embargo, tras exhaustivas investigaciones, la policia no encontró “los medios y la ocasión para haber cometido un crimen de ese calibre”. Aún 30 años después, nunca se le pudo dar un cierre al caso ya que no hubo ni juicio ni condena.

Marco Estell y Claudia Gianoglio tras la masacre de General Villegas.

La polémica que terminó definitivamente con su carrera fue su picante pelea con Alejandro Romay, el fallecido «zar de la televisión argentina«.

Pasados los años en los Marco Estell desapareció de los medios de comunicación argentinos, su nombre volvió a ser noticia en un contexto negativo. Su hijo, Marcos Alberto Stella, de 45 años, fue detenido en Mar del Plata luego de haber sido condenado a tres años de prisión por los delitos de “amenazas coactivas, robo e incendio”, en una causa por violencia de género.

Marcos está acusado de incendiar la casa de su ex y secuestrar a su hijo: «Él es el papá de mi nene, en el 2018 me prendió fuego una casa, ahí empezó el tema judicial. Le pusieron una perimetral, algunas medidas para que no se acerque, pero eso te lo dan por noventa días y después lo podes extender un poco más. Lo cierto es que en un momento ya no tuve más medidas«, explicó la mujer al medio digital «Mundo Poder«.

Y cerró sobre el hijo de Marco Estell: «En el 2019 mi mamá lo estaba llevando el nene al colegio, apareció, le pegó a mi mamá, le sacó al nene de los brazos y se lo llevó. Renzo estuvo desaparecido unos días, nadie sabía nada de él, yo estaba desesperada, y después de unos días lo devolvió. Mi nene contó que se lo llevó a Mar del Plata«.

Marco Estell y su hijo Marcos, en medio de una causa por violencia de género.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.