Como Vivían Los Pueblos Originarios De Argentina?

Eran nómadas: sus viviendas eran transportables, pues debían desplazarse constantemente en busca de sus presas. Estos grupos de cazadores recolectores habitaron en las planicies de la Argentina (los querandíes), el Chaco (los guaycurúes) y en la Patagonia (los tehuelches, onas y yámanas).

¿Cómo es la forma de vida de los pueblos originarios?

¿Quiénes son los pueblos indígenas? – Para identificar un pueblo indígena se pueden contrastar ciertas características:

  • Sobre todo, se identifican a sí mismos como pueblos indígenas.
  • Tienen un vínculo histórico con quienes habitaban el país o la región en el momento en que llegaron personas de otras culturas u otros orígenes étnicos.
  • Tienen fuertes lazos con el territorio y los recursos naturales circundantes.
  • Tienen sistemas sociales, económicos o políticos propios.
  • Tienen lenguas, culturas y creencias propias.
  • Son marginados y discriminados por el Estado.
  • Mantienen y desarrollan sus entornos y sistemas ancestrales como pueblos específicos.

Cada una de estas características puede tener más o menos importancia en función de la situación. Los pueblos indígenas son también conocidos como primeras naciones, pueblos aborígenes o pueblos nativos. En algunos países, existen términos concretos, como “adivasis” en India o “janajatis” en Nepal. Los pueblos indígenas tienen una relación especial con la tierra en la viven desde hace generaciones; en ocasiones, desde hace decenas de miles de años.

¿Dónde vivían los pueblos originarios de Argentina?

Censo Indígena Nacional de 1966-1968 [ editar ] – El Censo Indígena Nacional de 1966-1968 fue el primero en el que se intentó cuantificar la población indígena de Argentina intentando a la vez ubicarla geográficamente. Los pueblos indígenas que se consideraron en las cédulas censales fueron:

  • Región central: tobas, pilagás, mocovíes, matacos, chulupíes, chorotis y chiriguanos.
  • Región noreste: guaraníes y cainguas.
  • Región noroeste: aimaraes y quechuas.
  • Región central sur: tehuelches, araucanos, quenaken, yamanes y onas.

El censo solo contabilizó a los indígenas que vivían en comunidades rurales, pero no pudo ser concluido, censándose 75 675 indígenas que vivían en 13 738 hogares de 525 agrupaciones. El resto no censado fue estimado en 89 706 personas, por lo que el resultado total fue de 165 381 indígenas en todo el país. [ 33 ] ​ Los resultados desagregados por región censal fueron: [ 34 ] ​ [ 35 ] ​

  • Región central norte (provincias del Chaco, Formosa, norte de Santa Fe, sector oriental de Salta y zona del Ramal de Jujuy): se censaron 46 770 personas que vivían en 8219 hogares de 283 agrupaciones (11 en el departamento Matacos de Formosa y 1 en el departamento de Orán en Salta).
  • Región noreste (provincia de Misiones): se censaron 512 personas que vivían en 99 hogares de 18 agrupaciones. Los no censados de las regiones central norte y noroeste fueron estimados en 3418, dando un total de 50 700 personas para ambas regiones.
  • Región noroeste (resto de la provincia de Jujuy, sector central y occidental de Salta y norte de Catamarca): se censaron 1012 personas que vivían en 200 hogares de 12 agrupaciones. Los no censados fueron estimados en 79 988, dando un total de 81 000 personas.
  • Región central sur (provincias de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Territorio Nacional de la Tierra del Fuego): se censaron 27 381 personas que vivían en 5220 hogares de 212 agrupaciones. Los no censados fueron estimados en 6300, dando un total de 33 681 personas.

El resto del país no fue no censado. [ 36 ] ​ La población total del país fue estimada entonces en 22 800 000 habitantes.

Grupo étnico Censados [ 37 ] ​
Collas 1012
Chanés 847
Chiriguanos 13 689
Chorotes 719
Chulupíes 562
Mapuches 27 214
Matacos 10 022
Mbyá 560
Mocovíes 2876
Pilagás 1137
Tehuelches (mestizados) 167
Tobas 17 062

.

¿Qué actividades realizaban los pueblos originarios de Argentina?

PUEBLOS ORIGINARIOS – Chanés: Ocupaban el Chaco Occidental. Eran cazadores, pescadores y agricultores incipientes de maíz, algodón y porotos. Hilaban algodón y se destacaron como ceramistas. Junto a los Chiriguanos eran de origen selvático y provenían de la Amaconia.

Los chanés que siguen hoy practicando la artesanía tradicional, especialmente la confección de máscaras, son poco más de mil y viven en Salta, al igual que los chiriguanos. Guaraníes: Asentados sobre los ríos, en las actuales provincias de Misiones y Corrientes, eran cazadores, pescadores y agricultores de batata, mandioca, maíz y porotos; fueron hábiles canoeros.

Las aldeas eran rodeadas por empalizadas, característica defensiva típica de la selva amazónica. Tenían fuertes cacicazgos y una cosmovisión muy rica. Sus descendientes, a los que se sumaron en tiempos recientes grupos Mbeyá de Paraguay, viven actualmente en la selva misionera.

Tobas: Ocupaban la región del Chaco Oriental, integrando la familia lingüística guaycurú. Eran nómades, cazadores de venados, avestruces, pecaríes, tapires, tatúes e iguanas; también fueron recolectores.

Lucharon duramente junto a los abipones y fueron derrotados por el ejército ya bien avanzado el pasado siglo. Son una de las etnias más numerosas y viven en Chaco, Formosa, Salta, Santa Fe y zonas urbanas. Además de otras prácticas tradicionales mantienen su trabajo en artesanías, especialmente en cestería, tejido y cerámica.

Wichis: Habitaban el Chaco Central. Vivían de la caza y la pesca. En su organización social tenían un lugar destacado los Consejos de Ancianos y los chamanes. Gran cantidad de espíritus de la naturaleza regulaban la relación de los wichis con ella.

Vestían prendas realizadas con fibras de una planta llamada chaguar, sus diseños imitaban motivos de la naturaleza. Hoy viven en Salta, Formosa y Chaco en gran número, y mantienen en sus comunidades la forma de vida tradicional. Son destacados artesanos en tallas de palo santo, tejidos y cerámica.

Mapuches: Pueblo amerindio de la familia lingüística araucana, cuyos habitantes actualmente viven en Chile y Argentina. Su origen arqueológico-migratorio está aún por establecerse; sus vestigios más antiguos datan del 500 a.

y no está demostrado si provienen del centro de Sudamérica, del Chaco y de las Pampas o de algún otro lugar. En 1546 se produce en Quilacura la primera batalla contra los conquistadores españoles. Antes de su llegada, los mapuches eran un millón de personas.

En 1859, se produce un alzamiento general que origina la definitiva campaña del coronel argentino Cornelio Saavedra contra este pueblo (1860-1883). El territorio mapuche es desmembrado y la propiedad de la tierra pasa al Estado, quien entre 1884 y 1919 distribuye 475.

000 ha en 3. 000 ‘títulos de merced’ a unos 78. 000 mapuches: tal es la base de la actual situación. En la actualidad, los mapuches tratan de recuperar sus tierras agrupándose en organizaciones indígenas herederas de otras muchas, como fueron, por ejemplo, la Sociedad Caupolicán (1910), la Sociedad Mapuche de Protección Mutua-Federación Araucana (1916), la Nueva Sociedad Lautaro (1958) o la Confederación de Sociedades Mapuches (1968).

Se calcula que hoy viven unos 900. 000 en Chile y 150. 000 en Argentina. Tehuelches: Poblaban gran parte de la Pampa y la Patagonia. Eran de una gran contextura física. Eran cazadores nómades de guanacos, ñandúes, liebres y zorros.

Conservaban la carne secándola al sol. La misión de los caciques era dirigir las cacerías y organizar los traslados de las “tolderías”. Gran parte de los tehuelches se mestizaron con los mapuches y el resto desapareció por los enfrentamientos con el Ejército durante el siglo pasado.

  1. Hoy quedan unos pocos centenares en la provincia de Santa Cruz y mestizos en distintos puntos del país;
  2. Collas: Esta etnia es reciente y, junto con mapuches, tobas, chiriguanos y wichis, es una de las más numerosas;

Habitan especialmente en la región de la Puna, en las provincias de Salta, Jujuy y Catamarca. Son los descendientes de las comunidades originarias del Noroeste y de inmigraciones más recientes de pobladores quechuas y aymarás. Viven de la agricultura, alfalfa, papa, maíz y del pastoreo de ovejas, cabras y llamas.

  • Visten con tejidos de lana realizados en telar;
  • Rinden culto a la Pacha Mama (Madre Tierra);
  • Celebran en nuestros días un gran número de ceremonias en las cuales se integran elementos de origen indígena con el catolicismo;

Muchos collas se encuentran hoy en las grandes ciudades. Yamanas: Habitaban los canales fueguinos y vivían de la caza y la pesca. Eran canoeros; transcurrían casi la mitad de sus vidas embarcados. Hacia la primera década de este siglo se extinguieron, como consecuencia de las matanzas a manos de los “loberos”, los “ejercicios de tiro” de los navegantes extranjeros y las epidemias por contacto con los blancos.

  1. Huarpes: Habitaban parte de los actuales territorios de Mendoza, San Juan y San Luis;
  2. Los que estaban cerca de la cordillera eran agricultores sedentarios de maíz y quínoa; los ubicados más al este eran cazadores de liebres, guanacos, ñandúes, y vizcachas; finalmente estaban los huarpes “laguneros”, de Guanacache, básicamente cazadores y pescadores desde balsas de totoras;

Vestían tejidos realizados en telar. Con la conquista y colonización se fueron mestizando hasta desaparecer como etnia, aunque recientemente se han hecho presente descendientes de la población originaria. Diaguitas: Habitaban los Valles Calchaquíes, en el noroeste.

Vivían en grandes concentraciones urbanas, regidas por fuertes jefaturas. Sus cultivos principales eran maíz, zapallo y porotos. Poseían importantes obras de riego artificial y almacenaban los alimentos. Fueron criadores de llamas y recolectores de chañar y algarroba.

Poseían avanzados conocimientos de medicina y astronomía. El arte diaguita, en cerámica y metalurgia, es el más destacado de nuestras culturas indígenas. Adoraban a la Madre Tierra y a diversas deidades de la naturaleza. Opusieron una de las más enconadas resistencias al conquistador español.

Sus descendientes viven hoy en Tucumán y Catamarca. Abipones: Junto con tobas y mocovíes, pertenecían a la gran familia lingüística guaykurú de la región chaqueña, conocidos como “los frentones” dada la manera de rasurarse el cabello hasta la mitad de la cabeza.

Cazadores de avestruces, tapires, venados, pecaríes y tatúes; recolectores de hierbas y frutos, se asentaron en la ribera norte del río Bermejo inferior. Realizaban complejos tatuajes en sus cuerpos que iban completando a lo largo de su vida. En el caso de las mujeres, se hacían en ocasión de los rituales de iniciación, cubriendo todo el rostro con diseños sumamente elaborados.

  1. Hábiles guerreros, resistieron hasta el final del siglo pasado, cuando las campañas militares exterminaron a sus últimos representantes;
  2. Selk’nam: Conocidos también como onas, habitaban en Tierra del Fuego;

Eran cazadores nómades de guanacos, patos y cisnes, también fueron recolectores de frutas y raíces. Pintaban su cuerpo con series de rayas y puntos de manera sumamente estética para sus rituales de iniciación o en ocasión de las ceremonias de las “sociedades secretas de varones” para aterrorizar a las mujeres.

¿Cómo vivían los pueblos indígenas?

Como Vivían Los Pueblos Originarios De Argentina Desenho kadiweu publicado em VIDAL, Lux (org. Grafismo Indígena. Studio Nobel, Fapesp, Edusp, SP, 1992. Los pueblos indígenas que viven en el Brasil presentan semejanzas aunque también son muy diferentes entre sí. Sus fiestas, juegos y chascarrillos, sus formas de enseñar y de aprender, todo ello puede variar cantidad.

Existen diferentes mitos, rituales, pinturas, objetos, músicas y canciones. Además de lo mencionado, los pueblos indígenas construyen casas de diversas maneras y viven en regiones con paisajes muy diferentes.

La alimentación de cada grupo también varía mucho, algunos grupos sólo comen peces, otros cazan varios tipos de animales, otros, inclusive, crían ganado y gallinas para comer. Así Vivo Yo es un cortometraje realizado por el cineasta belga Jean-Charles Lami (Productora 35 Quai du Soleil Inversiones) con niños piaroa de la comunidad Betania del Topocho que queda en el estado de Amazonas en Venezuela.

La mayor parte de este pueblo vive en comunidades localizadas en la margen del río Orinoco, en la selva amazónica venezolana. Los indios Piaroa cuentan con más de 12. 000 miembros. El video contó con el apoyo financiero de la Cinemateca Nacional de Venezuela y la colaboración de la organización Wataniba.

¡Mira el video!.

¿Cómo se alimentaban los pueblos originarios de Argentina?

EL ANTES Y DESPUÉS DE LA LLEGADA DEL EUROPEO Los nativos contaban con el maíz, quinua y amaranto, cereales, harinas de algarroba y consumían las carnes salvajes. Entre las elaboraciones, en la zona de Junín y Los Toldos, se destaca la pancutra mapuche, que se utiliza en la conmemoración del “verdadero año nuevo”.

  1. Por Redacción Democracia Comentario(s) Junín , 16 de Febrero de 2020 09:37 Antes del siglo XVI, los pueblos originarios ya conocían las técnicas de freír, tostar, asar, hervir, guisar, cocer en caldos, fabricar harinas, fermentar bebidas alcohólicas y conservar alimentos ahumados o secos al sol;

Algunas de las comunidades eran “nómades” y no se dedicaban al cultivo: solo se alimentaban de la caza y recolección de alimentos. En algunos casos obtenían productos sembrados del intercambio con otras comunidades vecinas. Por ejemplo, si bien algunos se iban movilizando o cambiando de territorios, también se dedicaban al cultivo y cría de animales.

  1. Es de destacar que la comida fuerte se destinaba al hombre que era el encargado de la cacería, pesca o la guerra y protección de los territorios;
  2. Se consumían las carnes salvajes de camélidos y caballos extintos; guanaco, ñandú, venado, liebres, pecarí, chancho salvaje, yacaré, u otros pequeños animales y aves, como patos, pavos, perdices, palomas, la carne de llama;

La riqueza ictícola es muy grande en toda Sudamérica, con infinita variedad de peces de agua dulce y salada, destacándose el “dorado” y el “pejerrey”. Los nativos contaban con el maíz, quinua y amaranto, cereales y harinas de algarroba. Cabe aclarar que el arroz de cultivo fue introducido por el europeo, pero ya se conocía en estado salvaje y como elemento de recolección de algunas tribus del norte (zonas selváticas), aunque esta especie nunca pudo ser cultivada.

También los pueblos originarios recolectaban y cultivaban maní, poroto, zapallo, calabaza, papa, batata y mandioca. Los nativos conocen o reconocen alrededor de 16 tipos distintos de miel de abejas salvajes, que se diferencian perfectamente, por sabor y especies que lo producen.

Los mapuches Los mapuches constituyen uno de los pueblos originarios más numerosos que sobreviven en la actualidad y que se encuentran en nuestra Región como en Junín, Los Toldos y Trenque Lauquen, luego de inmigrar desde el sur del país. Con una población cercana al medio millón de individuos se destacan los vínculos familiares y religiosos que los unen e identifican como una verdadera nación.

Además, conservan aún su lengua, mapudungún, gran parte de su cultura y, por sobre todo, las comidas. En diálogo con Democracia, el referente de la comunidad, Oscar Farías, explicó: “La pancutra es el alimento con muchas calorías que se ha mantenido en es esta zona de la pampa húmeda como la más tradicional del pueblo mapuche, teniendo en cuenta que viene del lado de la Patagonia”.

“Es una mezcla muy parecida a un guiso o puchero, que lleva todo tipo de hortalizas, verduras, tomates, zapallos, zanahoria, camote, papa, calabaza, carne y embutidos. Es una construcción colectiva porque todos traen algo”, afirmó. “Esta comida se usa en el verdadero año de la naturaleza, lo que la sociedad occidental llama el solsticio de invierno que se da cada año en el hemisferio sur, entre el 21 y 24 de junio.

Esa es la principal ceremonia de los pueblos mapuche, tehuelche y ranquel de la provincia de Buenos Aires”, agregó. “Las mujeres de distintas comunidades, en forma colectiva, se encargan de picar, pelar y trozar cada uno de los elementos, porque es una comida de construcción comunitaria, rodeadas de todas las niñas de adolescentes a quienes les van enseñando”, continuó.

Esto se da en el marco de dos días de festejos para conmemorar el “verdadero año nuevo” y en el sur se suelen tener cuatro días de ceremonias para “esta fecha tan sagrada”, en la que el sol termina un ciclo para empezar uno nuevo y “no el que impuso la iglesia católica, a partir del nacimiento de Cristo”, expresó Farías.

“En el solsticio se renueva el pelaje de los animales, las plumas de las aves, el pensamiento de cada ser humano, se purifican los mares, ríos, lagos y las cascadas. Lo que significa que es una fecha de purificación, renovación y transformación de toda la naturaleza”, destacó.

“Después tenemos el carki que usan mucho en los pueblos originarios del norte, que es una carne secada y salada. De la misma manera también el Merke, que es una sopa de harina que hacen con trigo tostado”, manifestó. “También se usa mucho la torta asada al recodo, que se amasa con harina de trigo o del pehuén, que es la araucaria, que larga una especie de piñones que son cosechados por nuestros hermanos.

Luego es secada en hebras y se muele con las piedras”, informó. Para finalizar, Farías afirmó: “Nosotros sufrimos los procesos de aculturación y también el nacimiento de la figura del criollo que era conjunción del nativo con el inmigrante.

Así nacieron las comidas criollas, como las empanadas, el pan y tantas otras panificaciones  y elaboraciomes que se produjeron en el proceso de relocalización que trajo la conquista cuando empezaron a  desalojar de nuestras comunidades desde el sur hacia la pampa humeda y la zona de Junín y Trenque Lauquen.

  • De esa manera se fueron cambiando las idiosincrasias y se formaron los sincretismos respecto a la elaboración de comidas”;
  • Los primeros pobladores  Una de las poblaciones más destacadas era la querandí (que integraba el grupo de los puelche-pampa);

Habitaban una extensa zona que abarcaba la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Sierra Grande al oeste, el río Carcarañá al norte y el Salado al sur. Los querandíes, en algunos casos compartían y en otros disputaban el territorio con distintos pueblos de gran importancia como los araucanos, los tehuelches o los pampas.

A estos se sumaban también una serie de asentamientos guaraníes venidos del norte. En general, la economía de estos grupos se basaba en la caza de guanacos, ñandúes, armadillos, coipos, zorros y diversas aves, a la vez que recogían frutos y semillas silvestres.

Los primeros pobladores llegaron a cazar diversos animales herbívoros ya extinguidos como el gliptodonte. Junto a la extinción de estos grandes herbívoros (7. 000 años atrás) se produjo el asentamiento costero y el aprovechamiento de sus recursos, tales como el lobo marino.

También se ubicaron en las costas de ríos y lagunas de las que aprovechaban diversos moluscos y cazaban aves como las gallaretas, patos y martinetas. Para el caso específico de los querandíes, estos basaban parte de su economía y alimentación en el pescado, al cual secaban y molían en morteros de piedra para hacer harina.

Esto era completado con la caza de venados hacia el interior de la región.

¿Cuáles son las características de los pueblos originarios?

« Pueblos originarios » es una denominación colectiva aplicada a las comunidades originarias de América , corresponde a los grupos de humanos descendientes de culturas precolombinas que han mantenido sus características culturales y sociales. La mayoría de ellos con su lengua propia. El uso del término se ha difundido por su empleo en los Estudios Culturales , las cátedras universitarias y la prensa, en los cuales se lo considera una manera políticamente correcta de referirse a las comunidades previamente denominadas «indígenas». [ 1 ] ​ Jorge Fernández Chiti argumenta que otra denominación común para los pueblos autóctonos de América ―como «indio»― es etnocentrista e impuesta por los colonizadores como manera de destruir su identidad. [ 2 ] ​ De este modo el término « indio » (‘habitante de la India’), [ 3 ] ​ o incluso «amerindio», refleja las erróneas ideas de los conquistadores europeos, quienes creían haber encontrado en el continente americano la costa oriental de la India. [ 4 ] ​.

¿Qué cultivaban los pueblos originarios?

Los pueblos originarios andinos, como los incas y los diaguitas, vivían en zonas muy áridas. Pese a eso, habían desarrollado técnicas agrícolas muy ingeniosas para cultivar papa, maíz, quinua, yacon, ataco y zapallo, entre otros productos, que les permitieron alimentarse durante miles de años.

¿Cuáles son las costumbres de los pueblos originarios?

‘Las costumbres que seguimos manteniendo como propiedad cultural del pueblo son algunas comidas, canciones de cuna, medicina y por supuesto, la lengua, que es nuestra mayor riqueza’.

¿Qué trabajos realizaban los pueblos originarios?

Las formas de trabajo indígena eran: mita, encomienda y yanaconazgo. Para ellos la mita era el trabajo de los indios en las minas, encomienda era el trabajo en agricultura y ganadería y por último, yanaconazgo era el trabajo de los indios rebeldes. Por la mita, la encomienda y el yanaconazgo había violencia.

¿Cómo cazaban los pueblos originarios?

Agarraban la carne con las manos y le iban sacando trozos con los dientes o con un cuchillo. Si comían otra cosa usaban platos de madera y cucharas de cuerno. Nunca comían apurados, ni se abalanzaban para comer. Tampoco comían de más, porque para ellos, ser glotón o comer en exceso era un gran defecto.

¿Cómo era la vida de los indígenas en la antigüedad?

Las tribus que poblaban la costa Pacifica vivían de la pesca, la caza y la agricultura, asentadas muy cerca a la línea de los manglares sobre montículos artificiales; estas construcciones tenían por objeto aislar a los indígenas de la extrema humedad que caracteriza la zona.

¿Cómo vivían los indígenas en el pasado?

De qu vivan los indgenas? – Las actividades eran diversas. Algunos eran recolectores que se dedicaban a recoger frutas, conchas marinas (chipichipi, almejas) o a cazar tortugas, manates, caimanes y babas en el agua o dantas, venados, roedores y aves en la tierra.

Otros, como los Timoto-cuicas en los Andes, eran agricultores y tenan tcnicas avanzadas para cultivar en las montaas, cortando escalones en las laderas, que reforzaban con vallas de piedra. En Falcn, los caquetos controlaban los ros mediante embalses de donde sacaban agua con canales, para regar sus cultivos.

Algunos grupos fabricaban canoas, desde un solo madero, abriendo un hueco en el medio.

¿Cómo vivían y qué actividades practicaban nuestros aborígenes antes de la conquista?

En el oriente de Honduras, los indígenas participaban en diversos grados en la agricultura, caza, pesca y recolección. Los Payas y Sumus del interior dependían en mayor medida de la agricultura, aunque también cazaban, pescaban, y recolectaban frutas y vegetales silvestres.

¿Cómo es la situación actual de los pueblos originarios?

Comunidades indígenas: las desigualdades se profundizaron durante la pandemia. La crisis sanitaria agravó problemas históricos de discriminación y pobreza y trajo nuevas dificultades. Las comunidades sufrieron desde falta de agua potable a represión y desalojos de sus tierras.

¿Dónde viven los pueblos originarios en la actualidad?

¿Cuáles son las características de los pueblos originarios de América?

Los indígenas se caracterizan por determinados rasgos físicos muy demarcados, como la piel mestiza, ojos negros, cabello oscuro y lacio y una contextura robusta. Su vestimenta varía según el tipo de clima de la zona que habitan y suelen usar prendas confeccionadas con tejidos y pieles de animales.

¿Cómo es la forma de vida de los mapuches?

Principales pueblos araucanizados [ editar ] – Desde mediados del siglo  XVII , [ 38 ] ​ cuando la Guerra de Arauco se fue haciendo menos intensa, el comercio entre araucanos y criollos aumentó. Asimismo los mapuches empezaron a criar ovejas y vacas que consiguieron tanto de los malones contra los españoles como contra los tehuelches y pampas ; lo mismo sucedió con el contacto con los pueblos que habitaban el este de los Andes con los que comerciaban ganado y mercancías, principalmente la sal.

[ 64 ] ​ Las movimientos de pueblos como el araucano o mapuche y el tehuelche estuvieron motivados, en gran parte, por el comercio tanto con los criollos como con otros indígenas. A su vez, de cuando en cuando distintos pueblos se disputaban el control sobre las principales rutas comerciales, pero el comienzo del proceso de “mapuchización” tiene sus orígenes totalmente pacíficos aún antes de mediados del siglo  XVIII en las ferias de El Cayrú y Chapaleofú.

En estas ferias, situadas en las sierras de la pampa húmeda de la actual Argentina, existió una importantísima actividad comercial y de intercambio de productos entre los habitantes nativos de las llanuras pampeanas y las sierras de la actual provincia de Buenos Aires , los de la Patagonia septentrional y los de ambas márgenes de la cordillera de los Andes.

  • Existían dos ferias muy importantes en el Cayrú y en Chapaleofú;
  • En estas ferias, llamadas “ferias de los ponchos” por los jesuitas de la época que las registraron (como Thomas Falkner ), se intercambiaban diversos tipos de productos: desde productos ganaderos y de la agricultura hasta vestimentas tales como ponchos;

El Cayrú se hallaba en la parte más occidental de la Sistema de Tandilia (en territorio del actual Partido de Olavarría ) y Chapaleofú hace referencia a las inmediaciones del arroyo homónimo, situado en el actual Partido de Tandil. [ 65 ] ​ Es así como, a partir de estos movimientos de personas para el intercambio de productos se produjo, desde antes de mediados del siglo  XVIII comienza a haber cierto intercambio cultural entre distintos pueblos que habitaban desde la pampa húmeda, pasando por la Patagonia septentrional y hasta la zona inmediata a la cordillera de Los Andes (tanto en su margen oriental como occidental) hasta la costa del océano Pacífico. [ 66 ] ​ Diagrama de la etnia mapuche. La influencia mapuche tiene su origen en lo anteriormente mencionado, ya que partiendo de fines de comercio y alianzas, se terminó produciendo una gran influencia cultural sobre los tehuelches y otros pueblos, al punto que se la denomina “mapuchización” o “araucanización” de las Pampas y la Patagonia.

Este es el comienzo del intercambio cultural y los movimientos migratorios, entre los distintos pueblos entre los cuales cabe mencionar a los tehuelches, los ranqueles y los mapuches. Buena parte de los tehuelches adoptó muchas de las costumbres y lengua mapuche, mientras los mapuches adoptaban parte del modo de vida tehuelche (tal como lo de vivir en tolderías) y con ello se difuminaron las diferencias entre ambos grupos, al punto que sus descendientes se refieren a sí mismos como mapuches-tehuelches.

[ 67 ] ​ El ganado robado y la sal extraída en la pampa era vendida por los indígenas a los criollos de Chile y Buenos Aires, lo que lograron gracias a otro aporte español: la introducción del caballo. Con el caballo, los mapuches podían cruzar la inmensidad de la pampa, un territorio de pastizales extensos y casi despoblado, arreando ganado en relativamente poco tiempo.

Con el nuevo modo de vida ganadero los pueblos de las pampas también cambiaron su modo de vida, la población aumentó, lo que motivó la serie de conflictos por los recursos entre grupos rivales. Esto facilitó la guerra de conquista y posterior aculturación de muchas tribus por los mapuches.

[ 68 ] ​ Si bien a partir del siglo  XVI , gracias al caballo, los tehuelches iniciaron su expansión desde el sur extendiendo su cultura a toda la pampa; a mediados del siglo  XVIII , sin embargo, ese proceso de expansión territorial y cultural fue detenido por la llegada de los araucanos. [ 71 ] ​ Los principales pueblos araucanizados fueron:

  • Chonos : Vivían al sur de Chiloé ( archipiélago de los Chonos ), fueron llevados por los misioneros a las islas y adoptaron el modo de vida huilliche. Se especula que los payos podrían haber sido chonos previamente mapuchizados.
  • Poyas , incluyendo a los vuriloches , luego «poyuche»: Habitaban, y sus descendientes habitan, en las zonas montañosas del sur de la provincia del Neuquén y el noroeste de la provincia de Río Negro, principalmente.
  • Puelche («gente del este»): Si bien los mapuches daban este nombre a diferentes grupos del este de los Andes, en castellano suele aludir a quienes se autodenominaban gününa küne. Se agrupaban en familias extendidas gobernadas por un cacique. Las familias practicaban la monogamia, aunque los caciques y personas importantes podían tener varias esposas. Eran de estatura alta y cabeza más bien alargada, que solían desformar artificialmente en los bebes.

    [ 69 ] ​ La araucanización se caracterizó por la asimilación y mestizaje del pueblo conquistado y los mapuches de manera compleja y gradual, a través de varias generaciones. [ 70 ] ​ Hacia 1820 se produjo la migración de grupos numerosos de indígenas desde la Araucanía hacia el actual territorio argentino, en el marco de la guerra a muerte entre realistas y patriotas en el sur de Chile.

    Su forma de vida era nómade y su principal alimento lo obtenían del guanaco y del ñandú, a los que cazaban con arcos, flechas y boleadoras. También recolectaban raíces y semillas y preparaban bebidas alcohólicas. Vivían en toldos de pieles y su vestido era el quillango, manta confeccionada con piel del guanaco con los pelos hacia adentro.

  • Ranqueles ( rangkülche , «gente de las cañas»): Los ranqueles surgieron a partir de la mapuchización de grupos aparentemente relacionados con los puelches. En el siglo  XIX , sobre todo en tiempos de Calfucurá , tuvieron un papel muy activo en las guerras e incursiones contra la población argentina de Buenos Aires.
  • Tehuelches : Habitaban en la Patagonia, al norte del estrecho de Magallanes y mayoritariamente en territorio argentino. Los mapuches llamaron a todos los tsonek , llamados patagones por los españoles, con el nombre de chewelche , «gente arisca» o «gente brava», [ 72 ] ​ debido a la resistencia que opusieron a la expansión mapuche al este de los Andes. Su estructura sociopolítica reconoció la presencia de linajes dirigidos por un jefe y la existencia de chamanes.
    1. Lo adornaban por afuera con dibujos geométricos;
    2. Se sujetaban el pelo con una vincha y calzaban mocasines de cuero;
    3. También solían pintarse la cara según las ocasiones;
    4. Tenían creencias religiosas sencillas, en su mundo actuaban espíritus buenos causantes de alegrías y espíritus malos que provocaban daños y enfermedades;

    Sepultaban a los difuntos acompañándolos de sus pertenencias, en tumbas excavadas en el suelo o en cuevas que cubrían con piedras. Su economía se basaba en la caza del guanaco y ñandúes, usando sus famosas boleadoras , recolectaban todo tipo de raíces y semillas silvestres.

Muchos autores [ ¿quién? ] incluyen a los patagones como una parcialidad mapuche, pero otros [ ¿quién? ] consideran que las diferencias culturales, como por ejemplo las idiomáticas, entre los patagones eran bastante importantes; del mismo modo, lo cierto es que la relación entre los tehuelches y los araucanos fue constantemente belicosa. Los tehuelches septentrionales, superados en número y tácticas de combate, debieron replegarse al sur ante la invasión mapuche al Comahue y a la región pampeana , y los sobrevivientes quedaron mayoritariamente aculturados. Hacia 1870, los patagones continuaron librando feroces combates contra los araucanos en las proximidades del río Chubut , zona que fue el límite meridional de la expansión mapuche.

  1. Se vestían con capas de piel de guanaco sujetas a la cintura con una faja, y sus pies los cubrían con una especie de mocasín de cuero muy grueso;
  2. Esta guerra entre los tehuelches y mapuches puede ser considerada actualmente como una forma de genocidio del segundo pueblo hacia el primero;

[ cita requerida ] A partir del siglo  XXI , las subdivisiones son ligeramente distintas. Los nombres están dados casi siempre desde el punto de vista de los mapuches de la IX Región chilena, principalmente de Cautín :

  • El término mapuche es de uso general, con ocasionales distinciones entre las parcialidades. El mapuche propiamente tal todavía es identificado con el araucano, pues la palabra moluche está en desuso.
  • No existen miembros del pueblo picunche porque fueron completamente aculturados durante la época hispánica , formando en gran medida uno de los substratos originarios de la población del valle central de Chile, pero los mapuches usan el término, en su significado literal, para referirse a una comunidad que habita más al norte que el hablante.
  • En las provincias de Osorno y Chiloé habita el pueblo huilliche. En ocasiones los huilliches de Chiloé prefieren llamarse veliches a sí mismos y a la variante del idioma que usaron hasta fines del siglo  XIX.
  • En las provincias de Malleco y Cautín se usan los nombres nagche , «gente de abajo» para los habitantes de la Depresión Intermedia y wenteche , «gente de arriba», para quienes habitan en la Precordillera andina ; ambas denominaciones tienen una connotación territorial más que cultural.
Adblock
detector